llega el nuevo estándar de seguridad Wi-Fi, 14 años después de WPA2

WiFi Alliance acaba de anunciar la disponibilidad del protocolo WPA3. Los primeros dispositivos podrán así certificarse para brindar mayor seguridad a nuestras redes Wi-Fi.

En enero, unos meses después del descubrimiento de la falla de seguridad KRACK que puso en duda la seguridad de absolutamente todos los terminales conectados por Wi-Fi, el consorcio WiFi Alliance presentó el protocolo WPA3. Seis meses después, este último ahora es efectivo.

A través de un comunicado de prensa, el consorcio ha presentado oficialmente este nuevo estándar de seguridad, 14 años después de la introducción de WPA2, el protocolo actualmente en uso.

Una red más segura contra ataques

La principal novedad de este estándar WPA3 es la protección contra intentos de ataque de fuerza bruta. Ahora, incluso mientras recupera datos de la transmisión de Wi-Fi a una computadora de terceros, un atacante no podrá intentar romper la contraseña, ya que solo tendrá un intento antes de que los datos recuperados se vuelvan inútiles. El atacante debe permanecer dentro del alcance de su red objetivo y contrarrestar las medidas de seguridad implementadas para evitar intentos sucesivos, lo que es mucho más restrictivo para él.

La seguridad WPA3 debería ayudar a asegurar una conexión mejor, incluso cuando el usuario ha elegido una contraseña débil. Además, si una clave privada se ve comprometida en una transferencia, esto no cuestiona la integridad del tráfico ya transmitido. Por lo tanto, solo los intercambios futuros pueden verse amenazados.

Un trabajo a largo plazo

Por ahora, la certificación WPA3 no es obligatoria, aunque lo será en el futuro. Por tanto, su despliegue dependerá principalmente de los fabricantes y de su voluntad de certificar sus nuevos dispositivos. En el caso de terminales antiguos, es posible que se vuelvan compatibles con una simple actualización, pero esto también requiere la actuación de los propios fabricantes.

Varias marcas ya han manifestado su apoyo a esta nueva tecnología, entre ellas Qualcomm, principal proveedor de chips para teléfonos móviles Android, que ha confirmado trabajar en un SoC con seguridad 802.11ax WiFi y WPA3.

Según información de TheVerge, se espera que la adopción masiva de este nuevo protocolo de seguridad llegue a fines de 2019.