Fases del Inbound Marketing: atraer, convertir, cerrar y encantar. Ya hemos explicado aquí en el blog qué es el inbound marketing y cómo se basa en ganarse el interés de las personas, hacer que busquen y encuentren tu empresa e inicien una conversación. De esta forma, es posible comprender las necesidades del consumidor, ayudarlo y deleitarlo.

Pero, ¿sabes cómo hacer inbound? La mejor forma de empezar es entendiendo tu metodología, las 4 fases del inbound marketing que hacen la venta: atraer, convertir, cerrar y encantar.

Índice de Contenidos

Atraer

Cuando el cliente lee el contenido correcto, en el momento correcto y en el lugar correcto, presta mucha más atención a la información. La fase de atracción es donde convertirás a extraños en visitantes.

En esta etapa, el primer paso es generar tráfico calificado para el éxito de su trabajo. Es decir, proporcionar contenido a la persona compradora de su negocio. Entre las principales herramientas para atraer se encuentran el blog, el SEO, las palabras clave y las redes sociales.

Ofrece contenido atractivo: útil y relevante para quienes te buscan. Satisfaga las necesidades de su personaje comprador y preséntese como una solución a los problemas. Sea visto como un referente en el segmento en el que opera, y si eso no es posible, tenga siempre contenido que llame la atención de quienes buscan espontáneamente dentro de su mercado.

Convertir

Luego de atraer visitantes, el siguiente paso es convertirlos en leads, obteniendo su información de contacto. Esta base de contactos es todo para el marketing entrante, por lo que puede enviar contenido valioso a sus clientes potenciales. Se pueden lograr con formularios, llamadas a la acción y páginas de destino.

En este paso obtendrás información sobre tus visitantes que será válida para cada contenido posterior. Recuerda crear atractivos call to action y landing pages con contenido de interés para tus visitantes, presentado de forma directa y clara.

Cerca

Este paso puede parecerle el más importante, pero solo a través de otros llegará aquí: convertir clientes potenciales en clientes. Este cierre se produce por el contacto de los productos o servicios de la empresa con el consumidor. Puede ser a través de un email marketing enviado cuando el cliente se registra para tener acceso a contenido exclusivo, CRM, workflows, entre otros.

En esta etapa, el foco está en los clientes potenciales, es decir, aquellos que ya están en la fase de decisión y están más inclinados a consumir su producto o servicio. Es necesario crear una relación sólida y duradera en esta etapa. Esto se puede hacer, principalmente, a través del email marketing que acompaña a la venta.

Encantar

El hecho de que alguien ya sea cliente no significa que pueda olvidarlo. La última fase es el encantamiento.

Aquí recordará a su cliente su marca con contenido inteligente y valioso, supervisará y realizará investigaciones. Por lo tanto, difundirán su marca. El encantamiento es el escenario que harán las personas que defiendan su marca. Este es el momento de establecer una relación de confianza y causar una buena impresión en cada nuevo contenido.

Finalmente, el punto más importante de todas las etapas es el análisis. Comprenda qué funciona, qué no y cómo implementar nuevas estrategias y soluciones para optimizar sus esfuerzos.